Información

¿No hay nada como NADPH2?

¿No hay nada como NADPH2?


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

He visitado varios sitios y algunos dicen que hay NADPH2 y algunos dicen que no hay NADPH2, solo hay NADP +… ¿Cuál es la vista correcta? No marque esta respuesta como duplicada, ya que hice una pregunta similar relacionada con la fotosíntesis en el pasado, pero allí tampoco he recibido ninguna respuesta satisfactoria por parte de la comunidad.


Respondí esto implícitamente en un comentario a mi respuesta a: ¿Reacción de luz y oscuridad de la fotosíntesis ?. De todas formas:

No existe tal cosa como NADPH2. Solo hay NADP+ y NADPH. Consulte Wikipedia o un texto de renombre como Berg.

La porción de nicotinamida de NADP que sufre oxidación y reducción es exactamente la misma que en NAD. Los cambios sufridos son:

El error proviene de la confusión con el otro cofactor redox, FAD / FADH2, o el hecho de que dos electrones están involucrados en la reducción de NADP:

NADP+ + H+ + 2e → NADPH


Fronteras en la celday biología del desarrollo

Las afiliaciones del editor y los revisores son las últimas proporcionadas en sus perfiles de investigación de Loop y pueden no reflejar su situación en el momento de la revisión.



COMPARTIR EN

Artículo de revisión

  • 1 Laboratorio de Biología Reproductiva Vegetal, Departamento de Bioquímica, Biología Celular y Molecular de Plantas, Estaci & # x00F3n Experimental del Zaid & # x00EDn, Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Granada, España
  • 2 Departamento de Biología Celular, Facultad de Ciencias, Universidad de Granada, Granada, España

En el ciclo de vida de una planta con flores, el gametofito masculino (grano de polen) producido en la antera alcanza la superficie estigmática e inicia la interacción polen & # x2013pistilo, un paso importante en la reproducción de la planta, que finalmente conduce a la entrega de dos espermatozoides a el gametofito femenino (saco embrionario) dentro del óvulo. El tubo polínico sufre una expansión estrictamente apical caracterizada por una alta tasa de crecimiento, cuya focalización debe regularse estrictamente. Por tanto, se produce un intercambio continuo de señales entre el polen haploide y el tejido diploide del pistilo hasta la fecundación. En interacciones compatibles, estos procesos dan como resultado una doble fertilización para formar un cigoto (2n) y el endospermo triploide. Entre el gran número de mecanismos de señalización involucrados, la red redox parece ser particularmente importante. Los homólogos de oxidasa de explosión respiratoria (Rbohs) son enzimas productoras de superóxido involucradas en una amplia gama de procesos en la fisiología vegetal. En este estudio, revisamos los últimos hallazgos sobre la comprensión de la actividad de Rboh en la reproducción sexual de plantas, con un enfoque particular en el gametofito masculino desde las etapas de desarrollo de las anteras hasta el punto culminante de la fertilización. Se han identificado isoformas de Rboh tanto en el gametofito masculino como en el femenino y se ha demostrado que están estrictamente reguladas. Se discute su papel en puntos cruciales como el crecimiento adecuado del tubo polínico, la respuesta de autoincompatibilidad y la eventual fertilización.


Referencias

Voet, D. y amp Voet, J. Bioquímica 3ª ed. (Wiley, 2004).

Tibbetts, A.S. & amp Appling, D.R. Compartimentación del metabolismo de un carbono mediado por folato de mamíferos. Annu. Rev. Nutr. 30, 57–81 (2010).

Wise, D.R. et al. La hipoxia promueve la carboxilación dependiente de isocitrato deshidrogenasa de α-cetoglutarato a citrato para apoyar el crecimiento y la viabilidad celular. Proc. Natl. Acad. Sci. Estados Unidos 108, 19611–19616 (2011).

Grupo de trabajo de la OMS. Deficiencia de glucosa-6-fosfato deshidrogenasa. Toro. Órgano Mundial de la Salud. 67, 601–611 (1989).

Fan, J. y col. El análisis de flujo cuantitativo revela la producción de NADPH dependiente de folato. Naturaleza 510, 298–302 (2014).

Lewis, C.A. et al. Rastreo del metabolismo de NADPH compartimentado en el citosol y mitocondrias de células de mamíferos. Mol. Celda 55, 253–263 (2014).

Nguyen, P. et al. Metabolismo de los lípidos hepáticos. J. Anim. Physiol. Anim. Nutr. (Berl.) 92, 272–283 (2008).

Young, J.W., Shrago, E. y Lardy, H.A. Control metabólico de enzimas implicadas en lipogénesis y gluconeogénesis. Bioquímica 3, 1687–1692 (1964).

Wise, E.M. Jr. y amp Ball, E.G. Enzima málica y lipogénesis. Proc. Natl. Acad. Sci. Estados Unidos 52, 1255–1263 (1964).

Wise, L.S., Sul, H.S. & amp Rubin, C.S. Coordinar la regulación de la biosíntesis de ATP-citrato liasa y enzima málica durante la diferenciación de adipocitos. Estudios en células 3T3-L1. J. Biol. Chem. 259, 4827–4832 (1984).

Si, Y., Yoon, J. & amp Lee, K.Perfil de flujo y análisis de modularidad de los cambios metabólicos dependientes del tiempo de de novo formación de adipocitos. Soy. J. Physiol. Endocrinol. Metab. 292, E1637-E1646 (2007).

Katz, J. & amp Rognstad, R. El metabolismo de la glucosa tritiada por el tejido adiposo de rata. J. Biol. Chem. 241, 3600–3610 (1966).

Kather, H., Rivera, M. & amp Brand, K. Interrelación y control del metabolismo de la glucosa y la lipogénesis en células grasas aisladas. Control de la actividad del ciclo de la pentosa fosfato por requerimiento celular de fosfato de dinucleótido de nicotinamida y adenina reducido. Biochem. J. 128, 1097–1102 (1972).

Flatt, J.P. y amp Ball, E.G. Estudios sobre el metabolismo del tejido adiposo: XV. Una evaluación de las principales vías del catabolismo de la glucosa influidas por la insulina y la epinefrina en el metabolismo del tejido adiposo. J. Biol. Chem. 239, 675–685 (1964).

Green, H. & amp Meuth, M. Una línea celular pre-adiposa establecida y su diferenciación en cultivo. Celda 3, 127–133 (1974).

Rosen, E.D. y MacDougald, O.A. Diferenciación de adipocitos de adentro hacia afuera. Nat. Rev. Mol. Cell Biol. 7, 885–896 (2006).

Shreve, D.S. & amp Levy, H.R. Mecanismo cinético de la glucosa-6-fosfato deshidrogenasa de la glándula mamaria de rata lactante. Implicaciones para la regulación. J. Biol. Chem. 255, 2670–2677 (1980).

Yang, X.M. y MacKenzie, R.E. La metilentetrahidrofolato deshidrogenasa-meteniltetrahidrofolato ciclohidrolasa dependiente de NAD es el homólogo de mamífero de la enzima mitocondrial codificada por el gen de levadura MIS1. Bioquímica 32, 11118–11123 (1993).

Ochoa, S., Mehler, A.H. & amp Kornberg, A. Biosíntesis de ácidos dicarboxílicos por fijación de dióxido de carbono, aislamiento y propiedades de una enzima de hígado de paloma que cataliza la descarboxilación oxidativa reversible del ácido 1-málico. J. Biol. Chem. 174, 979–1000 (1948).

Jitrapakdee, S. et al. Estructura, mecanismo y regulación de la piruvato carboxilasa. Biochem. J. 413, 369–387 (2008).

Rutter, W.J. y Lardy, H.A. Purificación y propiedades de la enzima málica del hígado de paloma. J. Biol. Chem. 233, 374–382 (1958).

DeBerardinis, R.J. et al. Más allá de la glucólisis aeróbica: las células transformadas pueden participar en el metabolismo de la glutamina que excede los requisitos para la síntesis de proteínas y nucleótidos. Proc. Natl. Acad. Sci. Estados Unidos 104, 19345–19350 (2007).

Yuan, Z. y Hammes, G.G. Pasos elementales en el mecanismo de reacción de la sintasa de ácidos grasos de hígado de pollo. Dependencia del pH de la unión a NADPH y efecto de la tasa de isótopos para la beta-cetoacil reductasa. J. Biol. Chem. 259, 6748–6751 (1984).

Jiang, P., Du, W., Mancuso, A., Wellen, K.E. & amp Yang, X. La regulación recíproca de p53 y las enzimas málicas modula el metabolismo y la senescencia. Naturaleza 493, 689–693 (2013).

Si, Y., Shi, H. & amp Lee, K. Impacto del metabolismo perturbado del piruvato en la acumulación de triglicéridos en los adipocitos. Metab. Ing. 11, 382–390 (2009).

Kim, J.W., Tchernyshyov, I., Semenza, G.L. & amp Dang, C.V. Expresión de piruvato deshidrogenasa quinasa mediada por HIF-1: un interruptor metabólico necesario para la adaptación celular a la hipoxia. Cell Metab. 3, 177–185 (2006).

Lu, C.W., Lin, S.C., Chen, K.F., Lai, Y.Y. & amp Tsai, S.J. La inducción de piruvato deshidrogenasa quinasa-3 por el factor 1 inducible por hipoxia promueve el cambio metabólico y la resistencia a fármacos. J. Biol. Chem. 283, 28106–28114 (2008).

Hosogai, N. et al. Hipoxia del tejido adiposo en la obesidad y su impacto en la desregulación de adipocitocinas. Diabetes 56, 901–911 (2007).

Trayhurn, P. Hipoxia y función y disfunción del tejido adiposo en la obesidad. Physiol. Rvdo. 93, 1–21 (2013).

Mullen, A.R. et al. La carboxilación reductora apoya el crecimiento de células tumorales con mitocondrias defectuosas. Naturaleza 481, 385–388 (2012).

Kamphorst, J.J., Chung, M.K., Fan, J. & amp Rabinowitz, J.D. El análisis cuantitativo de la producción de acetil-CoA en células cancerosas hipóxicas revela una contribución sustancial del acetato. Cancer Metab. 2, 23 (2014).

Precio, N.E. & amp Cook, P.F. Mecanismos cinéticos y químicos del hígado de oveja 6-fosfogluconato deshidrogenasa. Arco. Biochem. Biophys. 336, 215–223 (1996).

Hermes, J.D., Roeske, C.A., O'Leary, M.H. & amp Cleland, W.W. Uso de múltiples efectos isotópicos para determinar los mecanismos enzimáticos y los efectos isotópicos intrínsecos. Enzima málica y glucosa-6-fosfato deshidrogenasa. Bioquímica 21, 5106–5114 (1982).

Al-Dwairi, A., Pabona, J.M.P., Simmen, R.C.M. & amp Simmen, F.A. La enzima málica citosólica 1 (ME1) media la adiposidad inducida por una dieta alta en grasas, el perfil endocrino y los biomarcadores asociados a la proliferación del tracto gastrointestinal en ratones machos. Más uno 7, e46716 (2012).

Lee, C.Y., Lee, S.M., Lewis, S. y Johnson, F.M. Identificación y análisis bioquímico de mutantes de ratón deficientes en enzima málica citoplasmática. Bioquímica 19, 5098–5103 (1980).

Koh, H.-J. et al. La isocitrato deshidrogenasa citosólica dependiente de NADP + juega un papel clave en el metabolismo de los lípidos. J. Biol. Chem. 279, 39968–39974 (2004).

Wellen, K.E. et al. La ATP-citrato liasa vincula el metabolismo celular con la acetilación de histonas. Ciencias 324, 1076–1080 (2009).

Boucher, A. et al. Mecanismo bioquímico del deterioro inducido por lípidos de la secreción de insulina estimulada por glucosa y reversión con un análogo de malato. J. Biol. Chem. 279, 27263–27271 (2004).

Munger, J. y col. El perfil de flujo metabólico a nivel de sistemas identifica la síntesis de ácidos grasos como un objetivo para la terapia antiviral. Nat. Biotechnol. 26, 1179–1186 (2008).

Lu, W. y col. Análisis metabolómico mediante cromatografía líquida de apareamiento de iones de fase inversa acoplada a un espectrómetro de masas orbitrap independiente. Anal. Chem. 82, 3212–3221 (2010).

Sutterlin, H.A., Zhang, S. y Silhavy, T.J. La acumulación de ácido fosfatídico aumenta la resistencia a la vancomicina en Escherichia coli. J. Bacteriol. 196, 3214–3220 (2014).

Edens, W.A., Urbauer, J.L. y Cleland, W.W. Determinación del mecanismo químico de la enzima málica por efectos isotópicos. Bioquímica 36, 1141–1147 (1997).

Seyama, Y. et al. Identificación de fuentes de átomos de hidrógeno en ácidos grasos sintetizados utilizando agua deuterada y NADPH estereoespecíficamente marcado con deuterio mediante análisis espectrométrico de masas por cromatografía de gases. Biomed. Mass Spectrom. 5, 357–361 (1978).

Wiechert, W., Möllney, M., Isermann, N., Wurzel, M. & amp de Graaf, A.A. Pasos de reacción bidireccional en redes metabólicas: III. Solución y análisis explícito de sistemas de marcaje de isotopómeros. Biotechnol. Bioeng. 66, 69–85 (1999).

Weitzel, M. y col. 13 CFLUX2: paquete de software de alto rendimiento para el análisis del flujo metabólico de 13 ° C. Bioinformática 29, 143–145 (2013).

Waltz, R.A., Morales, J.L., Nocedal, J. & amp Orban, D. Un algoritmo interior para la optimización no lineal que combina la búsqueda de líneas y los pasos de la región de confianza. Matemáticas. Programa. 107, 391–408 (2006).

Antoniewicz, M.R., Kelleher, J.K. & amp Stephanopoulos, G. Determinación de los intervalos de confianza de los flujos metabólicos estimados a partir de mediciones de isótopos estables. Metab. Ing. 8, 324–337 (2006).


Etapa 3: Regeneración

Curiosamente, en este punto, solo una de las moléculas de G3P abandona el ciclo de Calvin y se envía al citoplasma para contribuir a la formación de otros compuestos que necesita la planta. Debido a que el G3P exportado del cloroplasto tiene tres átomos de carbono, se necesitan tres & # 8220 vueltas & # 8221 del ciclo de Calvin para fijar suficiente carbono neto para exportar un G3P. Pero cada turno genera dos G3P, por lo que tres turnos suman seis G3P. Una se exporta mientras que las cinco moléculas restantes de G3P permanecen en el ciclo y se utilizan para regenerar RuBP, lo que permite que el sistema se prepare para más CO2 ser arreglado. En estas reacciones de regeneración se utilizan tres moléculas más de ATP.

Evolución de la fotosíntesis

Figura 3. Las duras condiciones del desierto han llevado a plantas como estos cactus a desarrollar variaciones de las reacciones de fotosíntesis independientes de la luz. Estas variaciones aumentan la eficiencia del uso del agua, lo que ayuda a conservar agua y energía. (crédito: Piotr Wojtkowski)

Durante la evolución de la fotosíntesis, se produjo un cambio importante del tipo bacteriano de fotosíntesis que involucra solo un fotosistema y es típicamente anoxigénico (no genera oxígeno) a la fotosíntesis oxigenica moderna (genera oxígeno), empleando dos fotosistemas. Esta fotosíntesis oxigenada moderna es utilizada por muchos organismos, desde hojas tropicales gigantes en la selva hasta pequeñas células cianobacterianas, y el proceso y los componentes de esta fotosíntesis siguen siendo en gran parte los mismos. Los fotosistemas absorben luz y utilizan cadenas de transporte de electrones para convertir la energía en energía química de ATP y NADH. Las siguientes reacciones independientes de la luz ensamblan moléculas de carbohidratos con esta energía.

La fotosíntesis en las plantas del desierto ha desarrollado adaptaciones que conservan el agua. En el duro calor seco, cada gota de agua debe usarse para sobrevivir. Porque los estomas deben abrirse para permitir la captación de CO2, el agua se escapa de la hoja durante la fotosíntesis activa. Las plantas del desierto han desarrollado procesos para conservar el agua y hacer frente a las duras condiciones. Un uso más eficiente del CO2 permite que las plantas se adapten a vivir con menos agua. Algunas plantas como los cactus (Figura 3) pueden preparar materiales para la fotosíntesis durante la noche mediante un proceso temporal de fijación / almacenamiento de carbono, porque al abrir los estomas en este momento se conserva el agua debido a las temperaturas más frías. Además, los cactus han desarrollado la capacidad de realizar bajos niveles de fotosíntesis sin abrir los estomas en absoluto, un mecanismo para enfrentar períodos extremadamente secos.


Fotofosforilación cíclica y no cíclica | Fotosíntesis

En esto, un fotón de luz está involucrado para excitar el electrón en la clorofila bo en otros pigmentos accesorios del fotosistema II. La energía de dos de estos electrones excitados es aceptada por una plastoquinona oxidada que forma plastoquinona completamente reducida y clorofila b deficiente en electrones (Chl b).

Chl b luego acepta un electrón de una molécula de agua. En este paso, se necesitan las suposiciones de Mn ++ y CI. En consecuencia, el agua pierde electrones, produce oxígeno (O2) y produce plastoquinona reducida.

plastoquinona + 2H ⇋ Plastoquinona reducida

La plastoquinona reducida luego dona los electrones, uno a la vez, al citocromo b6. De este último, el electrón puede caer al citocromo.ƒy luego a plastocianina y P 700 en el sistema de pigmentos I. El P 700 puede aceptar un electrón sólo si acaba de perder uno propio cuando se excita con la energía de un segundo fotón de luz.

La ferredoxina es el aceptor directo del electrón perdido por la molécula de P 700 excitada y se reduce. Luego, dos moléculas de ferredoxina reducida transfieren sus electrones a NADP reduciéndolo a NADPH2 y se oxida (Fig. 13-24).

Ferredoxina (Fe +2) + NADP + 2e - ⇋ 2 Ferredoxina (Fe +3) + NADPH2

En este proceso, el exceso de energía electrónica que resulta de la absorción de cuantos de luz se utiliza en la síntesis de ATP, a partir de ADP y Pi, probablemente en un lugar entre el citocromo b6 y citocromo ƒ. En este esquema, ambos sistemas de pigmentos participan en la conducción de un electrón del agua al NADPH de manera unidireccional.

Cuando se agrega un herbicida diclorofenildimetilurea (DCMU) a los cloroplastos suspendidos, se bloquea el flujo de electrones y la formación de ATP. DCMU inhibe el enlace de la cadena portadora entre PSI y PSII. Si se agrega un agente reductor, la formación de ATP permanece bloqueada pero se produce NADPH. Obviamente, la formación de NADPH es una función de PSI, mientras que la formación de ATP requiere tanto de PSI como de PSII.

Comparación # Fotofosforilación cíclica:

Aquí no se necesita un donante de electrones & # 8216 externo & # 8217. La clorofila absorbe fotones de luz de suficiente energía y se produce un electrón con un estado de alta energía (e & # 8211) que reduce la ferredoxina y el sistema citocromo (cyt. B6), respectivamente.

La reducción del citocromo está acoplada a la formación de ATP. El electrón a un nivel de energía bajo regresa finalmente a la clorofila. Claramente, el flujo de electrones provenía del donante de electrones y regresaba al mismo compuesto (figura 13-12).

Hay tres tipos de bacterias fotosintéticas (verde, azufre púrpura, púrpura sin azufre). Los dos primeros tipos son autótrofos y utilizan H2S como donante de electrones para CO2 reducción. Sin embargo, las bacterias púrpuras sin azufre son fotoheterótrofas y usan succinato o malato y no H.2S para CO2 reducción.

Las bacterias no utilizan agua y, por tanto, no producen oxígeno. El reductor en bacterias es NADH + H + y carece de plastocianina. Con la producción de ATP y NADPH2, la reacción a la luz de la fotosíntesis se completa (Fig. 13-15, 13-16) y estos dos productos ahora se utilizan para reducir el CO2 al nivel de carbohidratos en la fase oscura.

Algunas bacterias de la fotosíntesis tienen la fotofosforilación cíclica como única fuente de ATP. Como se verá, la fotofosforilación cíclica se lleva a cabo únicamente mediante el fotosistema I. Los detalles son claros en la siguiente figura (Fig. 13.24). Esto puede ocurrir en condiciones anaeróbicas.

En resumen, se puede afirmar que la bioquímica de los mecanismos de evolución del oxígeno sigue siendo un problema desafiante para los bioquímicos y queda mucho por comprender.


TRATAMIENTO DE LA DEFICIENCIA DE ZINC

En aquellos días, en 1961-1962, la medición del zinc era muy difícil. No teníamos el espectrómetro de absorción atómica, así que tenías que hacer la técnica de ditizona. Eso significaba agitar los tubos todo el día durante ocho horas y, al cabo de ocho horas, obtendría dos resultados, dos pacientes. Fue muy arduo y difícil, y el problema de la contaminación fue muy difícil de tratar, pero a pesar de estos problemas pudimos estudiar cuarenta enanos con gran detalle. No solo medimos el zinc en el plasma, también observamos los niveles de zinc en los glóbulos rojos, el cabello y la orina. Mediante el uso de Zn-65, también medimos la tasa de rotación de zinc y el fondo de canje.

Juntamos todas estas cosas y demostramos por primera vez que, de hecho, la deficiencia de zinc ocurre en los seres humanos. Antes de esto, todos los libros de texto decían que la deficiencia de zinc nunca se había visto en seres humanos.

Queríamos ver si al dar zinc podríamos hacer crecer a estos enanos, aunque nunca había visto un ejemplo de este tipo en los libros de texto de medicina, ningún ejemplo de alguien de dieciocho o veinte años que creciera solo porque le está dando un simple elemento inorgánico. como el zinc. No creí que fuera posible, sin embargo, les dimos 15 mg de zinc al día. Estudiamos a unos cuarenta enanos en Egipto.

En ese momento, las cápsulas de zinc no estaban disponibles en el mercado. Tuve que tomar sulfato de zinc y ponerlo en una cápsula. También necesitaba un permiso especial de la Marina de los Estados Unidos y del gobierno egipcio para dar zinc a los enanos. Tuve que discutir con ellos que la cantidad de zinc que les estaba dando no era tóxica.

Para mi gran sorpresa, descubrí que en tres semanas estaban desarrollando características sexuales secundarias, comenzaron a crecer el cabello (bigote, barba y vello axilar) y en seis meses los genitales se normalizaron por completo. Aún más sorprendente, en un año el aumento de altura fue de cinco a seis pulgadas.

Cuando vi esos resultados, estaba realmente emocionado. Sabía que esto era algo muy importante para la medicina. Publicamos varios artículos de Egipto. Una cosa que pudimos hacer fue discriminar entre el efecto del hierro y el efecto del zinc. Cuando les dimos hierro, solo sulfato de hierro, corregimos la anemia, la hemoglobina se normalizó, el hierro se normalizó, la capacidad de unión del hierro volvió a la normalidad, pero no pasó nada con su crecimiento ni con sus gónadas. Pero cuando les dimos zinc, permanecieron anémicos, la hemoglobina no cambió, pero crecieron en altura y desarrollaron genitales adultos normales en seis meses.


El interfuncionamiento del ciclo de Calvin

En las plantas, el dióxido de carbono (CO2) ingresa al cloroplasto a través de los estomas y se difunde en el estroma del cloroplasto, el sitio de las reacciones del ciclo de Calvin donde se sintetiza el azúcar. Las reacciones llevan el nombre del científico que las descubrió y hacen referencia al hecho de que las reacciones funcionan como un ciclo. Otros lo llaman el ciclo de Calvin-Benson para incluir el nombre de otro científico involucrado en su descubrimiento.

Figura 2 Las reacciones a la luz aprovechan la energía del sol para producir enlaces químicos, ATP y NADPH. Estas moléculas portadoras de energía se producen en el estroma donde tiene lugar la fijación del carbono.

Las reacciones del ciclo de Calvin (Figura 2) se puede organizar en tres etapas básicas: fijación, reducción y regeneración. En el estroma, además de CO2, hay otras dos moléculas presentes para iniciar el ciclo de Calvin: una enzima abreviada RuBisCO (que significa ribulosa-1,5-bisfosfato carboxilasa / oxigenasa, en caso de que esté interesado), y la molécula de bisfosfato de ribulosa (RuBP). RuBP tiene cinco átomos de carbono y un grupo fosfato en cada extremo.

figura 3 El ciclo de Calvin tiene tres etapas. En la etapa 1, la enzima RuBisCO incorpora dióxido de carbono en una molécula orgánica, 3-PGA. En la etapa 2, la molécula orgánica se reduce utilizando electrones suministrados por NADPH. En la etapa 3, RuBP, la molécula que inicia el ciclo, se regenera para que el ciclo pueda continuar. Solo se incorpora una molécula de dióxido de carbono a la vez, por lo que el ciclo debe completarse tres veces para producir una sola molécula de GA3P de tres carbonos y seis veces para producir una molécula de glucosa de seis carbonos.

RuBisCO cataliza una reacción entre CO2 y RuBP, que forma un compuesto de seis carbonos que se convierte inmediatamente en dos compuestos de tres carbonos. Este proceso se llama fijacion de carbon, porque CO2 se "fija" de su forma inorgánica en moléculas orgánicas. Puede pensar esto como el carbono que se convierte de la forma & # 8220break & # 8221 en CO2 (que los organismos no pueden usar directamente) en una forma & # 8220 fija & # 8221, que los organismos pueden utilizar. Debido a este papel tan importante en la fotosíntesis, RuBisCO es probablemente la enzima más abundante en la tierra.

ATP y NADPH usan su energía almacenada para convertir el compuesto de tres carbonos, 3-PGA, en otro compuesto de tres carbonos llamado G3P. Este tipo de reacción se llama reacción de reducción, porque implica la ganancia de electrones. Una reducción es la ganancia de un electrón por un átomo o una molécula. Las moléculas de ADP y NAD +, resultantes de la reacción de reducción, regresan a las reacciones dependientes de la luz para ser re-energizadas.

Una de las moléculas de G3P abandona el ciclo de Calvin para contribuir a la formación de la molécula de carbohidrato, que comúnmente es glucosa (C6H12O6). Debido a que la molécula de carbohidrato tiene seis átomos de carbono, se necesitan seis vueltas del ciclo de Calvin para hacer una molécula de carbohidrato (una por cada molécula de dióxido de carbono fijada). Las moléculas restantes de G3P regeneran RuBP, lo que permite que el sistema se prepare para el paso de fijación de carbono. El ATP también se usa en la regeneración de RuBP.

En resumen, se necesitan seis vueltas del ciclo de Calvin para fijar seis átomos de carbono del CO2. Estos seis giros requieren el aporte de energía de 12 moléculas de ATP y 12 moléculas de NADPH en el paso de reducción y 6 moléculas de ATP en el paso de regeneración.

Conexión Evolution

La fotosíntesis en las plantas del desierto ha desarrollado adaptaciones que conservan el agua. En el duro calor seco, cada gota de agua debe usarse para sobrevivir. Porque los estomas deben abrirse para permitir la captación de CO2, el agua se escapa de la hoja durante la fotosíntesis activa. Las plantas del desierto han desarrollado procesos para conservar el agua y hacer frente a las duras condiciones. Un uso más eficiente del CO2 permite que las plantas se adapten a vivir con menos agua. Algunas plantas, como los cactus, pueden preparar materiales para la fotosíntesis durante la noche mediante un proceso temporal de fijación / almacenamiento de carbono, porque al abrir los estomas en este momento se conserva el agua debido a las temperaturas más frías. Además, los cactus han desarrollado la capacidad de realizar bajos niveles de fotosíntesis sin abrir los estomas en absoluto, un mecanismo extremo para enfrentar períodos extremadamente secos.


No hay pruebas en el mundo científico: solo hay pruebas

¿Cuál crees que es el resultado más contradictorio pero relevante en física? apareció originalmente en Quora: el lugar para adquirir y compartir conocimientos, capacitando a las personas para que aprendan de los demás y comprendan mejor el mundo.

Respuesta de Jack Fraser, Master's Physics, University of Oxford, en Quora:

¿Cuál crees que es el resultado más contradictorio pero relevante en física?

Esto no es un "resultado", ya que no es el resultado de un experimento físico, pero es un principio fundamental de la ciencia con el que todos los estudiantes eventualmente tienen que llegar a un acuerdo cuando estudian el campo.

Es decir: no existe tal cosa como prueba.

En nuestro día a día, a menudo hablamos de las cosas con la mayor certeza.

Les puedo decir que en este mismo segundo, estoy sentado en la casa de mis padres, hablando con mi hermano. Si alguien entraba en la habitación, nos veía a los dos y se marchaba. conocimiento que estábamos en la habitación.

La prueba de que estábamos en la habitación fue el hecho que nos vieron!

Hay todo tipo de cosas que interpretamos como hechos, por ejemplo, que Inglaterra ganó la copa mundial de fútbol en 1966.

Bueno, hay grabaciones (el famoso “ellos piensan que se acabó ... ¡es ahora!”), Hay fotos, puedes ir y hablar con las personas que estuvieron presentes en el evento (yo mismo conocí a Geoff Hurst, el hombre que anotó tres de los goles en ese partido). Tendría que ser un tipo especial de obstinado para rechazar la idea de que Inglaterra ganó la Copa Mundial de la FIFA en 1966.

Nadie duda de que Enrique VIII fue rey de Inglaterra en 1536, o que Genghis Khan en general estaba haciendo la vida bastante miserable a sus enemigos en el siglo XIII.

¿Pero en el ámbito científico? La duda abunda.

Ninguna de las cosas enumeradas anteriormente como "prueba" sería aceptada como tal en la ciencia: ¡Incluso la simple observación de dos personas sentadas en una habitación con tus propios ojos!

"Prueba" implica que no hay lugar para el error, que puede estar 100% seguro de que lo que ha escrito en la hoja de papel es 100% representativo de lo que está hablando.

Y, simplemente, eso no existe en el mundo real.

No puedo probarte que los electrones existen.

Ningún número de científicos en el mundo puede siempre probar que las estrellas están lejos, o que existe el bosón de Higg, o incluso que la tierra es redonda (¡pero shh, no le digas eso a los Flat Earthers!)

Nadie puede probar que las cosas siempre se caerán cuando las dejes caer.

Nadie puede probar esa energía se conserva.

Nadie puede probar que la materia oscura existe.

Nadie puede probar que la física cuántica es real.

Porque de eso no se trata la ciencia.

La prueba solo puede existir cuando no hay duda, y siempre hay duda. Podrías ser un cerebro en una tina, viviendo en una simulación loca. Podrías estar alucinando todo.

No puedes probar nada.

Bueno, o puedes sentarte y aceptar que el mundo es un lugar caótico y loco, y que como no puedes probar cualquier cosa sobre la realidad, realmente no tiene sentido intentarlo.

Puedes reunir evidencia.

Esa evidencia nunca será del 100%; siempre existe la posibilidad de que todo lo que cree que sabe resulte falso, pero la evidencia le permite hacer conjeturas sobre las mejores pruebas actuales (a falta de un término mejor) sobre el comportamiento de el universo.

Podemos acumular montones y montones de evidencia para ideas.

Cuando la pila alcanza cierta altura, nos conviene empezar a tomárnosla bastante en serio.

Es decir, hasta que alguien quita una pieza crítica del fondo de la pila y todo el edificio se derrumba.

Bueno, comienzas una nueva pila. Y tienes otra oportunidad. Y otro. Y otro.

  • Toda la ciencia es meramente el mejor modelo actual. La ciencia es impermanente. Está, por definición, en constante cambio.
  • Nunca puedes tener una prueba del 100% de nada. Siempre habrá dudas.

Esto es un shock para muchas personas.

En la escuela se nos enseña ciencia en términos de hechos absolutos, y esta actitud persiste durante bastante tiempo, también en la educación universitaria.

Se necesita un tiempo sorprendentemente largo para que la nueva información que le están enseñando termine finalmente con la frase "por supuesto, todo esto se basa en la validez del modelo XYZ, que puede resultar falso".

En un mundo perfectamente riguroso, cada lección de ciencia que se le enseñe debe comenzar y terminar con un recordatorio sobre las suposiciones que subyacen a los "hechos" que se acaban de enseñar.

Obviamente, eso no es práctico (intentas explicarles a los niños de trece años que su clase de mecánica se basa en la decoherencia de los efectos cuánticos a macroescala y el límite de baja energía de las ecuaciones de campo de Einstein), pero aún así me sorprendió al cuánto la impermanencia de la ciencia es una sorpresa.

Esto se ve mucho en las personas que descartan la evolución como "solo una teoría".

No pueden entender por qué los científicos se alzan en armas al respecto.

El hecho de que incluso tengamos armas para "levantarnos en armas" es solo una teoría, porque ni siquiera puedo demostrar que tenemos armas.

El hecho de que los humanos tengan brazos es "solo una teoría".

Es cierto que no es una teoría que tenga probabilidades de que su edificio de pruebas se derrumbe pronto, pero sigue siendo una teoría, porque no puedo probar eso, ya que no puedo, por ejemplo, demostrar que no todos somos octópodos conectados a la matriz, soñando que tenemos brazos.

Hasta cierto punto, por lo tanto, la distinción entre "no poder probarlo" y "humanos realmente tienen brazos, muchachos " se vuelve algo pedante.

Pero el punto es que estas no son dos categorías distintas de información.

No tenemos "los humanos tienen brazos" en una pila que nos guste y "materia oscura" en otra pila.

Es una escala móvil, un espectro, respaldado por diferentes cantidades de evidencia. No puede simplemente descartar uno "porque es solo una teoría" y no descartar los demás.

Puede decir que, para usted, la evidencia proporcionada es insuficiente para aceptar la conclusión; eso está perfectamente permitido, por supuesto. Pero la distinción entre estas dos clases de conocimiento (aparentemente tan diferentes) no es tan clara como podría pensar.

Así que sí, para mí, esto grita en la cara de mi sentido común.

I saber que las cosas caerán cuando las deje caer. Eso es gravedad.

Bueno, los últimos 3000 años de historia humana escrita por humanos parecen apoyar ese argumento, sí.

Pero eso es solo una teoría, ¿verdad?

Esta pregunta apareció originalmente en Quora, el lugar para adquirir y compartir conocimientos, que permite a las personas aprender de los demás y comprender mejor el mundo. Puede seguir a Quora en Twitter, Facebook y Google+. Más preguntas:

Quora: el lugar para adquirir y compartir conocimientos, capacitando a las personas para que aprendan de los demás y comprendan mejor el mundo.


Hablando genéticamente, la raza no existe en los seres humanos

La raza no importa. De hecho, ni siquiera existe en humanos. Si bien eso puede sonar como el decreto idealista de un ministro o rabino, en realidad es la conclusión de un biólogo evolutivo y de población de la Universidad de Washington en St. Louis.

Alan R. Templeton, Ph.D., profesor de biología en artes y ciencias en la Universidad de Washington, ha analizado el ADN de las poblaciones humanas globales que revelan los patrones de la evolución humana durante el último millón de años. Demuestra que si bien hay mucha variación genética en los humanos, la mayor parte de la variación es variación individual. Si bien existe una variación entre poblaciones, o es demasiado pequeña, que es una variación cuantitativa, o no es el tipo de variación cualitativa correcto; no marca los sublinajes históricos de la humanidad.

Usando las últimas técnicas de biología molecular, Templeton ha analizado millones de secuencias genéticas encontradas en tres tipos distintos de ADN humano y concluye que, en el sentido científico, el mundo es daltónico. Es decir, debería serlo.

"La raza es un concepto cultural, político y económico real en la sociedad, pero no es un concepto biológico, y eso, lamentablemente, es lo que muchas personas consideran erróneamente como la esencia de la raza en los seres humanos: las diferencias genéticas", dice Templeton. "La historia evolutiva es la clave para comprender la raza, y las nuevas técnicas de biología molecular ofrecen mucho sobre la historia evolutiva reciente. Quería aportar algo de objetividad al tema. Este análisis tan objetivo muestra que el resultado no es ni siquiera cercano: no hay nada ni siquiera como una subdivisión realmente distinta de la humanidad ".

Templeton utilizó la misma estrategia para tratar de identificar la raza en las poblaciones humanas que los biólogos evolutivos y de población utilizan para las especies no humanas, desde las salamandras hasta los chimpancés. Trataba a las poblaciones humanas como si fueran poblaciones no humanas.

"No estoy diciendo que estos resultados no reconozcan las diferencias genéticas entre las poblaciones humanas", advierte. "Hay diferencias, pero no definen linajes históricos que han persistido durante mucho tiempo. El punto es que, para que la raza tenga alguna validez científica e integridad, tiene que tener generalidad más allá de cualquier especie. Si no es así, el concepto no tiene sentido ".

El artículo de Templeton, "Razas humanas: una perspectiva genética y evolutiva", se publica en la edición de otoño de 1998 de American Anthropologist, un número dedicado casi exclusivamente a la raza. El nuevo editor en jefe de American Anthropologist es Robert W. Sussman, Ph.D., profesor de antropología en Artes y Ciencias en la Universidad de Washington en St. Louis.

Sussman y su editora invitada para este número, Faye Harrison, Ph.D., profesora de antropología en la Universidad de Carolina del Sur, han reunido el talento y la experiencia de antropólogos en las cuatro subdivisiones de la disciplina: biológica, sociocultural, lingüística y antropología arqueológica, además de Templeton y el ensayista literario Gerald L. Early, Ph.D., Profesor Merle Kling de Letras Modernas en Artes y Ciencias en la Universidad de Washington en St. Louis, para proporcionar una perspectiva renovada sobre la raza, un tema que históricamente ha sido estrechamente vinculado a la antropología.

"El concepto popular de raza en Estados Unidos está tan arraigado por su base biológica y científica que es difícil hacer que la gente vea lo contrario", dice Sussman, un antropólogo biológico. "Vivimos en la división racial de una gota: si tienes una gota de sangre negra o nativa americana, se te considera negro o nativo americano, pero eso no cubre las características físicas de uno. El artículo de Templeton muestra que si nos viéramos obligados dividir a las personas en grupos usando rasgos biológicos, estaríamos en un verdadero problema. Las divisiones simples son casi imposibles de hacer científicamente, sin embargo, hemos desarrollado formas simplistas de dividir a las personas socialmente ".

Linaje evolutivo único

Templeton analizó datos genéticos del ADN mitocondrial, una forma heredada solo del ADN del cromosoma Y del lado materno, ADN heredado por el padre y ADN nuclear, heredado de ambos sexos. Sus resultados mostraron que el 85 por ciento de la variación genética en el ADN humano se debía a la variación individual. Un mero 15 por ciento podría atribuirse a lo que podría interpretarse como diferencias "raciales".

"El 15 por ciento está muy por debajo del umbral que se utiliza para reconocer la raza en otras especies", dice Templeton. "En muchas otras especies de mamíferos grandes, vemos tasas de diferenciación dos o tres veces mayores que las de los humanos antes de que los linajes sean siquiera reconocidos como razas. Los humanos son una de las especies genéticamente más homogéneas que conocemos. Hay mucha variación genética en la humanidad, pero es básicamente a nivel individual. La variación entre poblaciones es muy, muy pequeña ".

Entre las conclusiones de Templeton: hay más similitud genética entre europeos y africanos subsaharianos y entre europeos y melanesios, habitantes de islas al noreste de Australia, que entre africanos y melanesios. Sin embargo, los africanos subsaharianos y los melanesios comparten la piel oscura, la textura del cabello y los rasgos cráneo-faciales, rasgos comúnmente utilizados para clasificar a las personas en razas. According to Templeton, this example shows that "racial traits" are grossly incompatible with overall genetic differences between human populations.

"The pattern of overall genetic differences instead tells us that genetic lineages rapidly spread out to all of humanity, indicating that human populations have always had a degree of genetic contact with one another, and thus historically don't show any distinct evolutionary lineages within humanity," Templeton says. "Rather, all of humanity is a single long-term evolutionary lineage."

Templeton's analysis gives impetus to the trellis model of evolutionary lineages, as opposed to the candelabra model, still popular among many anthropologists. The candelabra model generally holds that humanity first evolved in Africa and then spread out of Africa into different populations in Europe and Asia. Picture a candelabra, then imagine three distinct populations emerging from a single stem, each of them separate genetic entities that have not mixed genes, and thus are distinct, biological races.

The trellis model pictures humanity as a latticework, each part having a connection with all other parts. It recognizes that modern humans started in Africa about 100 million years ago, but as humans spread, they also could, and did, come back into Africa, and genes were interchanged globally, not so much by individual Don Juans as through interchanges by adjacent populations.

"If you look down at any one part of a trellis, you see that all parts are interconnected," Templeton explains. "Similarly, with modern molecular evolutionary techniques, we can find over time genes in any one local area of humanity that are shared by all of humanity throughout time. There are no distinct branches, no distinct lineages. By this modern definition for race, there are no races in humanity."

The candelabra model often is used to justify the "out of Africa" replacement theory, whereby modern humans descended from a single African population, expanding out of Africa and replacing the less advanced Old World humans in Europe, Asia and Africa.

Templeton's analysis suggests a less hostile scenario. "Traits can spread out of Africa to all of humanity because all of humanity is genetically interconnected," he says. "Spreading traits doesn't require spreading out and killing off all the earlier people. They're spread by reproducing with people -- it's make love, not war."

Sussman says one of his motivations in devoting his first issue of American Anthropologist to race was to show the relevance of anthropology both in the academic world and in our everyday lives.

"Historically, race has been a key issue in anthropology," says Sussman. "Since about 1910, anthropologists have been fighting this lack of understanding of what people are really like, how people have migrated and mixed together.

Anthropologists such as Franz Boas, W.E.B. Dubois, Margaret Mead, Ruth Benedict and Ashley Montagu were in the forefront of warning people about the dangers of Nazism during the '30s and '40s, yet the anthropologists' profile on key issues in America has been so low recently that when President Clinton appointed a committee on race in 1997, there wasn't a single anthropologist on it.

"Anthropology, in some ways, has become too esoteric. One of my goals with the journal is to show what anthropologists are doing and how they relate to how we think and how we live."

Descargo de responsabilidad: AAAS y EurekAlert! no son responsables de la precisión de los comunicados de prensa publicados en EurekAlert. por las instituciones contribuyentes o para el uso de cualquier información a través del sistema EurekAlert.


Ver el vídeo: Δημήτρης Χρυσοχοΐδης - Δεν υπάρχει λόγος - Official Audio Release (Mayo 2022).